La implementación de un buen sistema de gestión, adaptado a las características y necesidades de tu empresa comercializadora, te otorgará grandes beneficios y mejoras constantes. Para ser más específicos, el aprovechamiento de herramientas de gestión de gran calidad, le brindará beneficios a tu comercializadora.

¡Descubre algunas de ellas!

 1. Disminución de pérdidas y prevención de robos hormiga

Una de las grandes ventajas de un ERP para un negocio encargado de la comercialización de diferentes productos es la optimización de la gestión del inventario.

Este tipo de empresas se caracterizan por tener elevados volúmenes de mercancía en sus almacenes, así que requieren herramientas que contribuyan a la disminución de pérdidas y a la prevención de robos hormiga. Gracias a esta solución, podrás estar al tanto de la existencia de los diferentes productos del inventario en tiempo real y obtendrás reportes sobre transferencias y ajustes de lotes de mercancía. 

 2. Simplificación de la contabilidad

En cuanto a los módulos y funcionalidades que un buen ERP o sistema de gestión incluye en relación con la contabilidad, destaca la posibilidad de visualizar estados financieros siempre actualizados. De esa manera, la interpretación del capital y su registro se convierte en una tarea sistemática, eficiente y, sobre todo, ágil, que no exige horas de más en la oficina ni descuido de otras áreas.

Además, esta clase de soluciones automatiza la generación de pólizas contables con cada movimiento administrativo. Asimismo, te permiten generar pólizas de diarios, así como generar reportes DIOT (Declaración Informativa de Operaciones con Terceros), los cuales pueden ser descargados listos para ser presentados ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Todo esto garantiza que puedas manejar el capital de tu comercializadora y sus diversas operaciones financieras de forma segura y legal, esto te evitará multas y otros contratiempos.

 

3. Optimización financiera

La gestión financiera es un aspecto que va mucho más allá de la contabilidad. Esta área engloba todas aquellas acciones relacionadas con el manejo y la utilización del dinero, así como las estrategias enfocadas en el máximo aprovechamiento del capital.

Por esa razón, un buen sistema de gestión no solo simplifica tareas contables específicas, sino que, adicionalmente, sirve como herramienta para administrar cuentas bancarias y cajas, e incluye funcionalidades como la gestión de ingresos y egresos. También, la solución ERP incluye módulos de cuentas por cobrar que permiten hacer seguimiento a los flujos de dinero que deben ingresar a la organización.

Entre otras funciones, el dashboard de cuentas por cobrar muestra los deudores, los montos correspondientes y el motivo de los mismos. De tal manera que esta información esté siempre disponible para quienes así lo requieran compras. Por lo tanto, podrás realizar un seguimiento y monitoreo constante.

 4. Control y seguimiento continuo

Esta es una ventaja que disfrutan tanto las comercializadoras como los encargados de gestionar sus operaciones: con el respaldo de una herramienta segura e innovadora, podrás tomar el control del negocio cuando lo necesites y desde diferentes lugares.

Lo anterior se debe a que un sistema de gestión eficaz trabaja con la tecnología de la nube. Su principal característica es que la información se aloja en servidores remotos, a los que puedes acceder desde prácticamente cualquier punto geográfico a través de un dispositivo con acceso a Internet. Ya sea que estés de viaje o, simplemente, en tu hogar, podrás visualizar datos de interés sobre el funcionamiento del negocio, crear planes de acción y tomar decisiones oportunas sin importar el lugar en donde estés.

 

¿Te gustó este material? No dudes en compartir con nosotros tu punto de vista acerca del sistemas de gestión ManagementPro ERP. Estamos dispuestos a aclarar todas tus dudas, ¡te esperamos en nuestro webinar este 20!, da click aquí.