Sin duda el adoptar la facturación electrónica en el negocio, representa un paso más a lograr el éxito y para lograr alcanzar estos beneficios, será necesario analizar cuáles son los procesos involucrados en el proceso comercial y que van de la mano de la facturación electrónica. Algunos de los cuales pueden ser: Compras, inventario, contabilidad electrónica, pago de impuestos, pago a proveedores, cuentas por cobrar, entre otros.

Con el nuevo comprobante fiscal, el SAT tendrá en claro que es lo que compra y vende cada contribuyente, es decir, antes la persona que expidiera una factura, podía tener el nombre o descripción del producto que vendiera, de la manera que quisiera; ahora será necesario que el responsable de emitir una factura relacione su producto con los establecidos en el nuevo catálogo.

LOS BÁSICOS DEL CFDI

El Comprobante Fiscal Digital es un documento en formato XML con cuatro características esenciales: Integridad, autenticidad, único y verificable; con esto nacen nuevas actividades adicionales como la emisión del CFDI con el complemento de recepción de pago, además existen cuatro nuevas formas para cancelar el CFDI, así como un proceso de confirmación para cuando se llegue a timbrar CFDI con importes de montos elevados.

El Sistema de Administración Tributaria publicó unos requisitos para que los contribuyentes confirmen que están emitiendo el mencionado comprobante digital de manera correcta. Para empezar, la forma y método de pago se aprecian con claves, pues el CFDI debe tener una clave de los productos y servicios compuestos por ocho dígitos. Se han aplicado nuevas reglas de validación, que permiten comprobar la coherencia de los datos, con el objetivo de evitar posibles errores. Por ejemplo, ahora la factura será válida con tener correcto el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y será validada en tiempo real.

A cada uno de los productos o servicios registrados se les puede verificar los descuentos e impuestos que se aplican, si es que estos aún continúan vigentes. El lugar de expedición del comprobante digital, será únicamente identificado con el número de Código Postal.

Los contribuyentes obtienen mayor certeza al tener información estandarizada y confiable de sus transacciones comerciales en línea, lo cual les permite reportar sus operaciones con información completa y correcta, evitando la posibilidad de ser sancionados.

 

También te pueden interesar los siguientes temas:

Elige el mejor software de gestión de citas y administrativo del 2021…

Saca el máximo rendimiento a tu relación con los clientes…

Beneficios de contar con un e-commerce…

CFDI’s corresponden a tres áreas específicas:

  1. Aritméticas: Validación de números y operaciones elementales como subtotales, cálculo de impuestos y redondeos, entre otros que se pueden aplicar fácilmente desde el software punto de venta.
  2. Congruencia: Validación de datos como RFC, régimen fiscal, total descuento vs descuento por partida, entre otros.
  3. Condicionales: Cumplimiento de condiciones o requisitos como moneda, confirmación y lugar de expedición, entre otros.

BENEFICIOS DE USO 

 Márgenes de error al mínimo

Debido a que se integran los datos utilizando catálogos y patrones que mitigan o disminuyen la posibilidad de cometer errores en la elaboración, así como validaciones aritméticas que sirven para disminuir el margen de error, así como las cargas administrativas y contables.

Validación automática 

Con la entrada del nuevo CFDI al PAC se debe validar antes de timbrar, que el Registro Federal de Contribuyentes del receptor, esté dado de alta en el SAT y así evitar errores de emisión. Es importante validar cada uno de los RFC’s a los que podamos facturar y para ello se ha puesto a disposición del público un validador automático que agiliza el proceso.

Comprobante de recepción de pagos

Este tipo de comprobante se emitirá cuando se realice el pago de una factura en parcialidades o de manera diferida. La factura de recepción de pagos podrá emitirse por cada pago recibido o todos los del mes, siempre y cuando correspondan a un mismo receptor.

Uno de los objetivos principales de esta nueva versión, es conocer con mayor detalle la actividad económica de los contribuyentes, por lo que es de vital importancia que cada uno de los conceptos en nuestras facturas especifiquen la cantidad de impuestos, trasladados y retenidos. En definitiva, colaboramos en la automatización de procesos entre contribuyentes y SAT.

CFDI, tiene muchos beneficios además de ser parte del proceso de actualización del SAT, nos ayuda a ser una empresa más productiva, optimizando el punto de venta y fortaleciendo la comunicación con los clientes.